Vista aérea del Mar Menor

 La Encarnación, Los Alcázares

 Crepúsculo en el Mar Menor

 La Manga del Mar Menor

Dos mares, el Mar Menor y el Mediterráneo, dominan una irrepetible costa que alberga abruptos acantilados, interminables playas de blanca arena, acogedores y animados pueblos pesqueros y exóticas calas de aguas cristalinas.
El Mar Menor está separado del Mar Mediterráneo por una franja de fina arena de 22 km. de longitud y entre 100 y 1.200 m. de anchura, denominada La Manga del Mar Menor. Las riberas levantinas de nuestro entorno se caracterizan por sus extensas playas a lo largo de La Manga y la recortada costa que despierta en Cabo de Palos y se dirige al suroeste a lo largo del Parque Natural de Calblanque, que desafía al visitante a descubrir sus playas vírgenes y recónditas calas bañadas por el Mediterráneo.
Dos mares, el Mar Menor y el Mediterráneo, que ofrecen infinitas posibilidades para disfrutar de la práctica de todo tipo de actividades náuticas; y tierras firmes en las que fascinarse adentrándonos en los espacios naturales protegidos de nuestros Parques Regionales, asombrarse con visitas culturales por las cercanías y, por supuesto, relajarse practicando el golf o disfrutando plácidamente en un centro de salud y belleza.
Todo ello, unido a un clima excepcional y una rica gastronomía, hace de estos dos mares el lugar perfecto para disfrutar de una escapada, unas vacaciones o unos días de deporte y relax en uno de los mejores destinos de la costa española.

 Playa de La Hita en el Mar Menor

 Monte de las Cenizas visto desde Calblanque

  La Manga del Mar Menor y La Isla del Barón